HISTORIA

La Compañía de las Obras se constituyó en 1986 en Italia “para promover y tutelar la dignidad de las personas en el contexto social y especialmente en el trabajo, a través del impulso de obras sociales y empresas, favoreciendo una concepción del mercado y de sus reglas que comprenda y respete al ser humano como persona en todos sus aspectos, dimensión y momentos de su vida” (Artículo 1 de los estatutos), a través de la presencia de los católicos en la sociedad italiana, a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia.
Desde entonces, la CdO ha tenido un crecimiento rápido y constante hasta alcanzar las 30.000 empresas y el millar de organizaciones no lucrativas asociadas.

En España surge como iniciativa de un grupo de personas que movidos por un interés común constituyen la Compañía de las Obras en España a finales del año 1998, empezando a participar en la vida pública en el año 1999 con diversos actos y encuentros.
Desde entonces y hasta ahora han sido muchas las actividades realizadas, tales como mesas redondas, seminarios, encuentros con empresarios, políticos, trabajadores. Ha favorecido la creación de nuevas actividades empresariales, profesionales y entidades sin ánimo de lucro. Ha fomentado el espíritu de mutua colaboración creando una red de relaciones y ayuda entre distintas entidades, desarrollando además labores de asesoramiento y consultoría, poniendo en contacto a las distintas iniciativas que forman parte de la asociación.